¡Haz ya tu reserva!

979 74 52 15
TE RECOMENDAMOS EL CARPACCIO DE TRUFA

Este plato piamontés de carpaccio tradicional es aderezado con unas gotas de limón, un chorrito de aceite, unas virutas de parmesano y el esplendente sabor de la trufa.

Carpaccio


Orígen del Carpaccio

Para conocer el origen del carpaccio tenemos que remontarnos a la historia del Harry’s bar de Venecia, en el que una buena clienta, dicen que condesa, pidió a su anfitrión, Giuseppe Cipriani, alguna forma de comer carne cruda que no fuese el consabido tartar.

El restaurador fileteó finamente un solomillo de buey y lo aderezó a la americana, es decir, con muchas salsas y matando el sabor de la carne.

A la señora condesa le gustó aquel plato, y el tabernero, para bautizarlo le puso el nombre de un celebre pintor veneciano: Vittore Carpaccio.

Hemingway, apasionado de la buena mesa y de inventar historias pintorescas sobre las costumbres europeas, hizo tan famoso el carpaccio, que hoy en día está presente en casi todos los restaurantes del mundo, conservando su origen, pero aderezado finamente para potenciar el sabor de la carne, con unas gotas de limón, un chorrito de aceite y unas virutas de Parmesano

Desarrollo y diseño web: